El alma me volvió al cuerpo, luego de semanas de sentirme drenada por un contexto que me asfixia, que no me deja olvidar lo vulnerables que somos las mujeres en un sistema violento y excluyente. Contando además con pocos espacios para detenernos, repensarnos, abrazarnos y continuar en la lucha por sobrevivir.

Esta frustración fue sobrellevada de la forma más hermosa posible, conociendo a las mujeres increíbles que postularon para ser parte del LAB Nosotras Políticas, el cual tengo el enorme privilegio de dirigir para esta edición 2019. Justo en medio de una vorágine emocional por los casos de abuso que fueron expuestos estos días, reafirmamos la urgencia de confrontar las estructuras de poder patriarcales que le han arrebatado el disfrute pleno de sus derechos a muchas mujeres.

No puedo dejar de compartir las expresiones de algunas de estas mujeres, porque en cuestión de horas nos dieron lecciones para el resto de nuestras vidas: “por el sólo hecho de ser mujer, nos hacen a un lado”, “las historias desgarradoras de otras compañeras me hacen pensar que lo que me ha pasado a mí, es un piquete de zancudo”, “siempre he sido una lideresa oculta que hace trabajito de hormiga”, “los proyectos sociales no se pueden hacer desde arriba, no nos podemos inventar las necesidades de la gente”, “soy una arañita tejedora de proyectos”, “una sociedad con más mujeres en el poder sería más equitativa, completa y eficiente”, “yo me postulé porque tengo miedo y estoy harta que los espacios políticos se nos negaran históricamente”, “nos vinimos de Nicaragua a cambiar la gabacha por la mecánica”, “soy guiadora de la palabra y recuperadora de historias”, “tarde o temprano vamos a florecer”.

Fue sorprendente la diversidad de mujeres jóvenes, estudiantes, madres de familia, lideresas comunales, exiliadas políticas, migrantes, autoridades partidarias, rebeldes, apasionadas, gestoras culturales. Proyectos innovadores, disruptivos, empáticos, coloridos y ambiciosos dirigidos a reconocer el lugar que las mujeres merecemos en la política: al frente.

Con cada entrevista nos emocionamos cada vez más, nos reímos, gritamos, lloramos, nos abrazamos, pero sobre todo sentíamos la enorme responsabilidad de no decepcionar a estas increíbles personas que confían en este proyecto para formarse, conectarse y afianzar sus iniciativas.

Gracias, gracias, gracias, a cada una de las valientas que compartieron sus miedos, sueños e historias de lucha. Con su fuerza e ilusión me reafirmaron que Nosotras, florecemos juntas.

42310962_10161354536250393_2892110486113878016_n
ANA GABRIEL ZUÑIGA APONTE | DIRECCIÓN LAB NOSOTRAS POLÍTICAS
INFO@FABRICADEHISTORIAS.COM

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s